Home Obras

Hermanos

 

--Año: 1998

--Técnica: Mixta

--Medidas: 120 x 140 cm

 

 

 

 

Volver

Características:

Se trata de un díptico, con 70 cm de base para cada una de las telas.

En la primera, a la izquierda del observador, predominan los colores rojo y azul. En lo que respecta a la textura se observa un nudo realizado con un material sellador que atraviesa la tela de arriba hacia abajo, al lado, tela colada integra el nudo al resto de la obra. Sutilmente, con cierta textura, dos bandas de pasta de moldeo corren en forma paralela, transversalmente al nudo.

En la segunda, a la derecha desde el punto de vista de quien observa la obra, los colores predominantes son el azul y el negro, vuelven a aparecer los mismos materiales, en lo que respecta ala textura pero dispuestos de manera distinta, donde además el nudo en lugar de rojo ahora es negro, las bandas de pasta son verticales.

RESEÑA DE SU CONCEPCIÓN

La idea surgió a partir de la relación existente entre dos hermanos.

Basado en mi propio vínculo con Alejandro, mi hermano que falleció cuando yo tenía 18 años, este díptico muestra una serie de analogías y antagonismos, características propias en una relación sanguínea.

Entre las analogías encontramos la esencia, lo básico, la raíz. Todo aquello que viene dado, inmodificable y que es común a ambos. Cada tela componente del díptico, representativa cada una de ellas de cada hermano, muestra elementos que, si bien están orientados de manera distinta, sus compuestos son los mismos: un nudo de espuma selladora, las líneas de pasta de moldeo, la tela.

El uso de colores diferentes entra en el terreno de lo que, en el extremo, se manifiesta como antagonismo. Representan los matices y perfiles que cada individuo va formando por experiencias propias vividas y que pueden diferir entre ellos: es lo que yo llamo la personalidad, el carácter, las preferencias, es decir todo aquello que le da color al contenido. Por eso la zona roja en la tela de la izquierda, con distintas tonalidades sobre un espacio plano al lado del cordón (cordón incluido) y de color negro en la tela de la derecha.

Finalmente el arco de colores que unifica, enlaza a ambos, aquello que, en definitiva, los hace un ser único, tal como lo es un díptico, una única obra, inseparables en espíritu, aún cuando las circunstancias determinen una separación física.

Desconocer o negar este lazo los hace individualmente carentes de significado, de identidad.

Anterior
Obras
Próxima
Obra anterior
Obras Proxima obra